TRATAMIENTOS DE CONDUCTO

Reserva tu cita hoy

Los  Tratamientos de  conducto  están  indicados  cuando  la  pulpa  dental  (nervio) se daña de manera irreversible, ya sea por presencia de  una caries muy extendida, un desgaste o una fractura dental que ha  provocado una inflamación, una infección o la muerte de la pulpa (nervio).

La causa principal del daño  a  la pulpa dental  es  la caries.  Otras causas  de daño, son golpes y fracturas dentarias,  así  como también  por recibir  demasiados  tratamientos odontológicos en un mismo diente.

Un  diente al  que  se  le    ha realizado una endodoncia  y  ha  sido  correctamente  restaurado,  puede durar  tanto  como un  diente natural, teniendo en  cuenta  mantener la  higiene  bucal  y  visitar periódicamente al Odontólogo.

Hay  que  tener  en  consideración  que  el  tratamiento del  diente  no  finaliza  con la endodoncia,  ya que ésta sólo trata los conductos del diente. Ya realizada la endodoncia, es necesario el realizar una restauración definitiva.

En algunos pacientes  persiste una pequeña sensibilidad  que puede durar hasta una semana después del tratamiento, y que  se  puede  manejar  con analgésicos.   Además en  el  caso de  presentar  dolor  de  mayor intensidad debe consultar a su Dentista.

Una endodoncia es necesaria  cuando el  paciente  presenta  dolor  o sensibilidad dental  prolongada o intensa  con alimentos  fríos o calientes, dolor al  masticar o al tacto, cambio de color del diente o si  la encía que rodea el diente se inflama o aparece algún tipo de secreción (fístula).

TRATAMIENTOS DE CONDUCTO

Tratamiento de conducto

Conoce ahora todas nuestras ofertas

Reserva una cita con nosotros ahora!